Buscar
  • Nadia Yépez

El cerebro, integrador de sensaciones

Actualizado: 12 de oct de 2020

La neuropedagogía es la ciencia que estudia el cerebro humano y los procesos mentales que ocurren para que se pueda dar el aprendizaje.


La Neuropedagogía pone énfasis en el canal de ingreso de información al cerebro (los sentidos) para que se produzcan las sinapsis y por lo tanto el procesamiento de habilidades cognitivas superiores.


Para que el cerebro pueda procesar información y potenciar aprendizajes, es necesario que haya percibido experiencias. Los maestros y padres de familia debemos considerar al JUEGO y EXPERIENCIAS SENSORIALES como el canal correcto de aprendizaje en los primeros años de vida.


El estudio del cerebro y del sistema nervioso diferencia a sus células – las neuronas - en tres clases dependiendo del tipo de función que desempeñan: a) neuronas sensoriales: reciben el estímulo b) neuronas asociadas: forman los elementos intermedios en la transmisión de impulsos. c) neuronas motoras: conectadas a las neuronas asociadas son las encargadas de llevar el impulso para que un órgano ejecute una determinada acción.


El cerebro se encarga de procesar la información que le llega, por lo tanto, una de sus funciones es integrar las sensaciones percibidas, es decir diferenciar, clasificar y organizar los estímulos que son percibidos a través de los sentidos en futuros aprendizajes. Cuando un niño en edad pre-escolar empieza a adquirir conocimientos, lo hace a través de la exploración y manipulación. Si se le permite tocar una manzana, el niño podrá diferenciar su textura y peso; la vista organizará la información de este alimento en peso, color y forma; adicionalmente si le permitimos olerla y saborearla, el niño adquirirá conocimientos acerca de su sabor y olor. La próxima vez que se le ofrezca una manzana, el niño recurrirá a su memoria para recordar los conceptos aprendidos.


El cerebro humano es un procesador de significados que puede realizar automodificaciones y auto-organizaciones permanentes (plasticidad cerebral) si se le brinda la oportunidad de desarrollarse en ambientes enriquecidos y con personas que le permitan utilizar sus receptores sensoriales para captar información del mundo exterior.

Finalmente, debemos tener presente que nacemos con 100 mil millones de neuronas pero con pocas conexiones, por lo tanto, para que el cerebro se desarrolle a nivel funcional (funciones que debe realizar) y a nivel estructural (triplicar su peso desde el nacimiento) es necesario que el niño juegue libremente, esté atendido en sus necesidades básicas de alimentación y salud, desarrolle su lenguaje como medio de comunicación y tenga un entorno social que potencie el vínculo afectivo; el desarrollo y maduración del cerebro dependen de la conjunción de la genética y de las influencias del medio ambiente. No perdamos tiempo y procuremos mayores experiencias.


Yépez, N. (2014, febrero). El cerebro, integrador de sensaciones. Nidos de Lima. Número 29. 26. Recuperado de https://issuu.com/nidos_de_lima/docs/revista_29-final__por_pagina_

30 vistas0 comentarios

© 2023 para NADIA YÉPEZ. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now